Rejas de seguridad

Las rejas de seguridad son una de las mejores opciones para proteger tu hogar o local de los amantes de lo ajeno. Existen diferentes posibilidades a la hora de elegir tu reja metálica de seguridad. Puedes optar por una reja fija de hierro, pero si necesitas abrirla lo que estás buscando es una reja extensible y plegable, también conocida como cierre de ballesta o ballesta de seguridad. Este sistema de seguridad te permite cerrar la reja con llave, abrirla y plegarla para ganar espacio de salida. Es ideal para terrazas y balcones. Protege tus pertenencias y a los tuyos instalando rejas de seguridad.

Rejas extensibles

Las rejas extensibles son la opción preferida por la mayoría de nuestros clientes a la hora de elegir un sistema de seguridad para sus ventanas, puertas o balconeras. Este tipo de reja corredera de seguridad también es conocido como cierre de ballesta y existen diferentes tipos de instalaciones o configuraciones para adaptarse a todos los posibles casos que se puedan dar. Podemos configurar como cerrarla (derecha, izquierda o centro), si la queremos de una hoja o de dos, si la queremos instalada por fuera / dentro / de pared a pared, si queremos que las hojas se pleguen hacia dentro o hacia fuera. En nuestra carpintería de aluminio solo trabajamos con productos de calidad contrastada por lo que no dudes a la hora de pedirnos presupuesto para instalar tus rejas extensibles de seguridad. ¡Somos instaladores profesionales de total confianza!

Rejas fijas de hierro​

Se instalan rejas fijas de hierro sobre todo en aquellos huecos en los que van ventanas que quedan a una altura de fácil acceso para la gente que pasa por allí, como pueden ser en plantas bajas, terrazas y patios, o en ventanas que por la estructura del propio edificio o del vecino pueden llegar a acceder a ellas. Estas rejas fijas de seguridad te darán tranquilidad y protección, alejando a los posibles ladrones de tu hogar que optarán por irse a un lugar de más fácil acceso. Pídenos presupuesto y deja de preocuparte por si te pueden entrar por allí, ganar esa tranquilidad es más barata de lo que te piensas.

Puedes pedir tu presupuesto online de 3 maneras diferentes:

  • Opción 1: Nos dejas tus datos y una breve explicación de lo qué quieres. Te llamaremos para ir a tomar medidas y asesorarte. Es la opción más segura para aclarar tus dudas y conocernos.

  • Opción 2: Puedes explicarnos qué quieres, con medidas y alguna foto si es posible. Miraremos de pasarte un precio aproximado. Es la opción preferida por nuestros clientes.

  • Opción 3: Haz una foto de un presupuesto de otra empresa y adjúntalo. Nos basaremos en él para hacerte nuestra propuesta. Es la opción más rápida para comparar precios.

Formulario de contacto